¡Entrega en menos de 12 horas hábiles, todos los días del año!

Mi mascota no quiere comer

RSS
Mi mascota no quiere comer

11 de agosto de 2020

Redacción: CStudio

MI MASCOTA NO QUIERE COMER

Esta conducta preocupante tiene causas que pueden ser alarmantes y otras que se pueden transformar.

 

 

Causas por las que un perro puede dejar de comer

 

Una de las mayores satisfacciones del perro puede ser también uno de sus mayores martirios: la comida. A través de ella puede ingresar salud o enfermedad a su cuerpo. Es una de las pocas satisfacciones que el perro tiene y cuando no muestra interés por ella, es razón suficiente para alarmarse.

 

Al perder el apetito o dejar de comer, el perro demuestra que algo no está bien en su organismo. Ya sea por algo emocional o físico, dejar de comer puede traer muchas consecuencias negativas. Es necesario identificar si en realidad el perro ha perdido el interés por la comida o es que el dueño no está en sintonía con la cantidad de concentrado que la mascota debe ingerir. Por ejemplo, si el perro se sacia rápidamente y su humano le sirve dos o tres veces más de lo que el perro necesita comer, parecerá que el animal ha perdido el apetito.

Por depresión: los perros pueden sentir y caer en depresión. La depresión puede ser causada por cambios en la familia, desde divorcios, fallecimientos, hasta ser regalado a un nuevo núcleo familiar, mudanzas, viajes e incluso, terminar una temporada diferente a la rutina, como las vacaciones de sus dueños. El perro podría sentirse triste, nervioso, ansioso o deprimido.

 

Por medicamentos: los antibióticos y los antiinflamatorios también causan inapetencia.

 

Por enfermedad: es la causa más común de la pérdida de apetito en perros. Además, otros síntomas como la fiebre, el dolor, la náusea, entre otros, son síntomas que pueden generar falta de hambre.

 

Porque ya se cansó de su comida.

 

Por la edad: un perro mayor realiza menor actividad, por esto, su metabolismo funciona más lento y necesita ingerir menos alimentos.

 

Ingerir otros alimentos: cuando los dueños toman actitudes inapropiadas, como darle restos de sus alimentos mientras la familia come o darle alimentos que no son específicamente para ellos, el perro deja de mostrar interés en su alimento. No es que el perro no tenga apetito, sino que logra saciarse con alimentos inadecuados y dañinos para su salud. Este es un comportamiento que los dueños deben dejar de tomar para cuidar la salud e integridad de sus mascotas.

 

¿Qué hacer frente a la pérdida de apetito del perro?

No se le debe forzar a que coma. El animal tiene este comportamiento por alguna razón, que puede ser algún síndrome o enfermedad. Se debe recolectar la mayor cantidad de información sobre este y otro comportamiento inusual y llevarlo lo antes posible con el veterinario de tu confianza. “Todo es de vital importancia para los veterinarios, hasta el detalle más insignificante puede salvar una vida”, expresa Danilo Arís, veterinario de Dana Hospital Veterinario.

 

Cualquiera que sea la causa, “al tener un buen diagnóstico y un buen tratamiento y que el animal responda al medicamento la inapetencia se revertirá sola. También hay estimulantes del apetito que nosotros los veterinarios podemos recetar en caso de que lo consideremos necesario”, añade Arís.

Puede que un cambio en su dieta, como pasar de un concentrado seco a uno húmedo o viceversa, o cambiar de marca sea necesario. Sin embargo, solo el veterinario podrá decirte con exactitud la manera correcta de realizar estos cambios. Nunca asumas, nunca lo automediques o hagas cambios en su alimentación sin antes consultar con un experto.

 

Noé dice:

Si tu perro lleva más de tres días sin comer, acude al veterinario de inmediato.

Fuente: veterinario Danilo Arís, de Dana Hospital Veterinario. Revista Mis Animales.

 

Artículo anterior Próximo artículo

  • Arca de Noé