Recibe el mismo día si compras antes de las 5 pm | Interior en 24 a 48 horas

Cómo reconocer el estrés de mi gato

RSS
Cómo reconocer el estrés de mi gato

2 de Febrero de 2021

Redacción: CStudio

CÓMO RECONOCER EL ESTRÉS
DE MI GATO

 

Los felinos son animales de rutinas, esta palabra es clave para entenderlos y poder darles un hogar en donde sean felices. Su naturaleza hace que vivan en estado de alerta con lo cual muchas cosas que para nosotros no serían un problema, para nuestro gato es sinónimo de amenaza.


Así las mudanzas, las visitas, los cambios de alimentación, cambio de marca de arena de la bandeja sanitaria, remodelaciones en la casa, dejarlos al cuidado de alguien porque nos vamos de viaje, traer otro integrante al hogar, y tantas otras cosas más que para nosotros pasan como habituales en los felinos pasa a ser motivo de stress.

¿Cómo detectar que nuestro gato está estresado?


Debemos detenernos a observar su comportamiento, ahí está la clave.
- Lamido excesivo: pasa muchas horas al día lamiendo y limpiando su manto. A tal punto que aparecen zonas con falta de pelo o menor densidad de pelo. También podemos observar irritación de la piel o depilación del vientre o las ingles.


- Problemas urinarios: podemos llegar a observar que nuestro gato orina repentinamente fuera de la bandeja sanitaria, puede ir varias veces por día a la bandeja y llorar pero no orinar, puede vocalizar cuando orina, puede orinar de un color anaranjado o rojizo. Todas estas acciones ameritan una consulta con el veterinario de manera urgente, el sabrá hacer pruebas para determinar si es estrés o una patología y poder tratarlo de cualquier modo.


- Problemas gastrointestinales: vómitos de comida casi sin digerir lo que indicarían que come muy rápidamente e inmediatamente vomita o vómitos de pelo a veces, como consecuencia del lamido excesivo. Defecar fuera de la bandeja sanitaria, cerca de las ventanas o puertas en señal de enojo o de marcaje de territorio. Disminución del apetito.


- Maullar excesivamente en momentos que no son los esperados o vocalizaciones a las cuales no estabas acostumbrado a escuchar.


- Actuar de forma agresiva con nosotros, con otras personas u otros animales.


- Se escapa o se esconde más de lo habitual: Tu gato buscará lugares seguros para refugiarse si es que tiene miedo, Incluso esto hará que quizá interactúe menos de lo esperado con vos. Quizá se aleja y ya no duerme en tu cama o no te recibe cuando llegas.


El "Enriquecimiento ambiental" es el término que usamos para describir aquellas cosas que podemos hacer para que nuestro gatito se sienta más feliz en el hogar y por ende disminuir sus niveles de estrés.


- Colocar repisas en altura, sobre la pared, de manera tal que pueda subirse a ellas, pasar de una a otra y así sentirse más seguro.


- Ofrecerle un “Gimnasio para gatos”, son estructuras en general verticales forradas con hilo sisal, material de alfombra, que funcionan como objeto de diversión y descanso para los gatos. Muchas veces tienen un juguete incorporado que lo hace todavía más interesante.


- Más platos de comida: Distribuidos por la casa de manera de disminuir la competencia por el alimento entre gatos. (Esto siempre y cuando tu gatito no tenga problemas de obesidad).


- Colocar una fuente de agua: esto hará que se entretenga ya que les encanta jugar con el agua.


- Ofrecerle juguetes símil presa: pajaritos de peluche, roedores con rueditas, con sonido tipo chifle, con plumas de colores…. Hoy en día existe una gran oferta de juguetes para que tu gato se sienta entretenido y contento.


- Feromonas: Son sustancias químicas asociadas a olores que le generan sensación de calma y tranquilidad. Se colocan en el ambiente cotidiano del gatito en presentación de spray o como difusor ambiental.

Fuente: Agustina Bermudez, veterinaria.

 

Artículo anterior Próximo artículo

  • Arca de Noé