Recibe el mismo día si compras antes de las 5 pm | Interior en 24 a 48 horas

¿Debería bañar a mi gato?

RSS
¿Debería bañar a mi gato?

 

 

¿DEBERÍA BAÑAR A
MI GATO?

Durante mucho tiempo hemos creído que los gatos y el agua no se llevan bien, pero de dónde viene esta afirmación y es mito o realidad?

 

Los gatos son reacios al agua debido a su origen, provienen del Medio Oriente, lugar desértico donde el acceso al agua era escaso, esto los condicionó a desconfiar de este elemento, ya que no era parte de su hábitat y rutina diaria.

A diferencia de los perros que solían habitar espacios poblados de ríos, los felinos percibían el agua como un bien escaso, de ahí también su hábito de tomar poca agua.


A medida que fueron domesticados, y comenzaron a situarse en otras zonas en las que el agua era un elemento cotidiano, su carácter curioso los llevó a acercarse a ella pero tal vez más de una manera recreativa, de hecho, la mayoría de los gatos se caracterizan por demandar el contacto con el agua como terapia de juego y recreación.

Los felinos no necesitan de un buen baño para estar limpios, ya que disponen de un tipo de saliva que elimina la grasa, y de una lengua cuya superficie rugosa facilita que puedan acicalarse, deshaciéndose de la suciedad de su cuerpo, sin necesidad del baño. Si es muy importante cepillar su pelaje cotidianamente para evitar que traguen mucho pelo y tengan después problemas digestivos. A su vez es importante que estemos atentos al pelaje de nuestra mascota, ya que tal como lo mencionamos los gatos suelen ser muy limpios y prolijos, de manera que si comienzas a notar que tu gatito tiene el pelaje opaco, desaliñado, seco, casposo, es muy importante que le realices un chequeo médico con su veterinario de cabecera.


Nuestro gato puede necesitar un baño, ya sea por una causa puntual (diarrea, suciedad accidental) o por prescripción veterinaria como tratamiento de alguna patología. De manera que durante su periodo de socialización entre los 2 y los 4 meses es conveniente acostumbrarlo a relacionarse con el agua.


Algunos tips para el momento de bañarlo son:
- Usa un recipiente pequeño tipo palangana o si lo vas a hacer en tu bañera o ducha no llenarla de agua.
- Colocar un trapo como antideslizante en el fondo.
- Es recomendable que sean dos personas para ayudar ya que puede moverse mucho.
- Antes de empezar, deja correr el agua unos segundos para que tu gato se acostumbre al sonido.
- Sujeta tu gatito de forma delicada pero con firmeza.
- Tomate todo el tiempo del mundo: cualquier movimiento brusco puede generarle estrés y miedo.
- Usar agua tibia
- Mojalo poco a poco, evitando que el agua caiga en su cabeza, ojos y orejas.
- Usa un shampoo específico para gatos.
- Idealmente no recomiendo usar el secador por el ruido que hace, esto asustaría mucho a tu gatito. Puedes hacerle masajes intensos tipo frote con toalla calentita y luego llevarlo a un ambiente pequeño y calefaccionado para que se termine de secar solo.


Lo fundamental es que no perciba el agua como un peligro, sino como una opción más para curiosear y disfrutar!

 

 

Fuente: Agustina Bermudez, veterinaria.

 

Artículo anterior Próximo artículo

  • Arca de Noé