Recibe el mismo día si compras antes de las 5 pm | Interior en 24 a 48 horas

¿Llevar al veterinario a mi gato?

RSS
¿Llevar al veterinario a mi gato?

2 de Febrero de 2021

Redacción: CStudio

¿LLEVAR AL VETERINARIO A MI GATO?

Nuestro pequeño puma domesticado merece lo mejor. Y entre las responsabilidades que implican tener un gato en la familia está llevarlo al veterinario. Esto sucederá mínimamente una vez al año para su chequeo y vacunación anual.  

Los felinos son animales fáciles de estresarse ante los cambios y si bien hay excepciones, no disfrutan los paseos. Cuando los gatos son poco cooperativos, o incluso agresivos, durante las visitas al veterinario, es porque están asustados y no tienen otra forma de responder a las "amenazas" de las que se sienten víctimas.


Debido a esto debemos hacer todo lo que esté a nuestro alcance para que esta visita sea lo menos estresante posible.


Tips para disminuir el estrés en la consulta


Solicitar turno

Esto hará que tengamos que esperar lo menos posible. En muchas veterinarias ya se utiliza el concepto CAT FRIENDLY que implica tener una sala de espera diferente para gatos y perros. No está de más recordarles el estrés que implica para la mayoría de los gatos oler o escuchar que un perro desconocido está cerca.


Utilizar una caja transportadora

Este es un punto clave. Las hay de plástico o tipo bolsos. Tenemos que tener en cuenta el tamaño de nuestro gato ya que tiene que entrar parado y cómodo. Los cierres tienen que ser seguros y no poder abrirse fácilmente. Una vez que la elijamos la colocaremos abierta en un ambiente de la casa donde no moleste, pero que nuestro felino tenga fácil acceso. Así se familiariza con la transportadora. No debemos guardarla en un lugar y sacarla únicamente para la salida al veterinario. Debe ser algo cotidiano e idealmente que tenga el olor de nuestro gatito. Además recomendamos que se le coloque una manta encima para que no pueda ver el entorno de manera de disminuir los estímulos del ambiente.


Para que ingrese a la transportadora debemos tomarnos nuestro tiempo. No es lo ideal agarrarlo de manera brusca ya que es muy astuto y si descubre que le queremos hacer algo contra su voluntad la cosa se pondrá áspera. Podemos hacerlo jugar y meter el juguete dentro o bien poner un snack para que entre a comerlo.


Existen sprays de feromonas felinas (estas son unas sustancias químicas que les generan sensación de bienestar y calma cuando las huelen) que si se rocían al menos 30 minutos antes de cualquier manejo o viaje los relaja bastante.


Una vez dentro del consultorio colocar la transportadora sobre la camilla o mesa, no abrirla hasta que el veterinario nos lo indique. Primero le contaremos todo lo necesario acerca de la salud de nuestro felino para que después lo examine.


Intenta no hacer movimientos bruscos y sácalo suavemente para ponerlo en la camilla de examinación. La mayoría de los gatos se sienten tranquilos en su jaula, de manera tal que podemos retirar la parte superior para que el veterinario pueda revisar al animal dentro del lugar donde se siente seguro.


Háblale con una voz suave y mantene la calma. Si te pones nervioso, tu gato lo sentirá y se estresará todavía más.
Al volver al hogar déjalo que inspeccione la casa y se asegure que todo esté en su lugar. Si tienes varios gatos, deberás tomar algunas precauciones ya que al regreso pueden no reconocerlo debido al olor que trae de la veterinaria y rechazarlo incluso atacar. Entonces previamente colocá en la caja de transporte una manta que tenga su olor o el de otro gato de la casa de tal manera que al regreso siga oliendo como antes.


Los que amamos a nuestros gatitos sabemos que son animales que requieren paciencia y dedicación pero que ellos nos devuelven con compañía y amor todo lo que hacemos de manera tal que valga la pena!

 

Fuente: Agustina Bermudez, veterinaria.

 

Artículo anterior Próximo artículo

  • Arca de Noé